El presidente Humala se reunió con el directivo de Repsol y manifestó el deseo de la adquirir la empresa

El español Antonio Brufau llegó a Lima para acordar la venta del 51,3% de la propiedad. Los grifos son los activos más atractivo El presidente ejecutor de la petrolera Repsol, el español Antonio Brufau, llegó a Lima en visita relámpago con el objetivo visible de tratar con el Gobierno Peruano la venta de la Refinería La Pampilla, ubicada en Ventanilla (Callao), y sus 333 surtidores distribuidas en el País.la mayor parte de estas últimas se encuentra en Lima, un mercado en gran medida atractivo para quien desee invertir. Anoche, en junta a puerta cerrada en Palacio de Gobierno, el presidente Ollanta Humala habría notificado oficialmente al ejecutor español el interés del Estado Peruano por obtener una participación en la compañía de refino. Una fuente del sector energía comentó  que la cita habría echado como un primer camino entre las dos partes, ya que “el Gobierno todavía no tiene una percepción clara de cómo precisar su participación en los activos de Repsol”.

La nulidad de técnicos graduados en energía durante la reunión (el mandatario peruano estuvo escoltado únicamente por el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino) sería una prueba concreta de que el encuentro solo fue protocolar.

Según la misma fuente, Repsol esperaría una proposición por su 51,3% de contribución en la refinería, y no por menos de eso. El 48,7% restante se encuentra en manos de gestoras del fondo de jubilaciones (AFP) y accionistas minoritarios. Edgardo Candela, ex funcionario de Petro-perú, dice que la única circunstancia lógica en que el Estado puede obtener La Pampilla es comprando la participación completa de Repsol. “no tiene sentido adquirir una cuota menor al 51% porque, de todas maneras, debe haber un socio operador”, señaló Jaime Pinto, ex funcionario del Banco Interamericano de Desarrollo. En su opinión, Repsol solo estaría benévolo a entregar La Pampilla si recibe una propuesta atractiva, ya sea de una entidad privada o del Estado Peruano. Las Razones De La Venta Para Repsol, es prioritario vender La Pampilla, ya que es un “activo obsoleto”, cuya liquidación le permitirá optimar su posición económica, venida a menos desde la estatización de YPF por parte del Gobierno Argentino. La Pampilla necesita una inversión de Us$2.000 millones para ser modernizada; y ese es un costo que pocos privados estarían prestos a remunerar, incluso si quisieran obtener los 333 grifos de Repsol que constituyen la “cereza de la torta” de su negocio en el Perú. Edgardo Candela precisa que esa es la razón por la cual es poco posible que algún privado adquiera La Pampilla. Trascendió que Repsol ha anunciado propuestas a varias entidades de refino en Corea e India, y que ninguna se ha interesado. La Asociación de Grifos y Estaciones de Servicio del Perú (Agesp) advirtió ayer que la posible obtención de La Pampilla por parte del Estado Peruano permitirá a este implementar políticas de regulación de precios escondidas bajo una participación estatal en el borde. “esta ansia de adquirir a regular los importes, sin incertidumbre, detendrá el trascendente desarrollo que ha poseido el mercado de surtidores en los últimos 21 años”, manifestó.
Antonio Brufau asumió la dirección de Repsol en el 2004. Durante su decreto, la petrolera española experimentó un acelerado incremento. La empresa se vio afectada el año pasado por la estatización de sus activos en Argentina (YPF). Su exitosa gestión durante la crisis evitó que la compañía se hundiera.

Categorías

About the Author:

Deja un comentario