“El desabastecimiento en el Perú se puede evitar si las refinerías de La Pampilla y Talara se modernizan en simultáneo”

Consultores de Sistema de Gestión

Estás dos empresas atienden la mitad de la demanda de nuestro país y si una se adelanta ocasionaría una distorsión en los precios y se daría un colapso en las ofertas, advirtió Pedro Martínez, ex presidente de la SNMPE.

La Pampilla y de Talara estás refinerías  tienen que iniciar en simultáneo un proceso de modernización porque, si se modernizan en diferentes tiempos, existiría un desbalance en los precio de los combustibles y, como consecuencia, un desabastecimiento en nuestro país, por lo tanto recomendó Pedro Martínez, ex presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE). Ambas refinerías  que se dividen en 50%-50% la demanda del país, deben invertir en una planta de desulfuración para producir un combustible limpio para el medio ambiente, con niveles internacionales de 50 por partes por millón de azufre (hoy llega hasta 5,000). El plazo para cumplir esta disposición, según ley, es para el 2016.

Mientras que Petroperú ya anunció que en julio iniciaría la modernización de la refinería de Talara, tanto que se espera que La Pampilla sea vendida como parte del paquete de activos de Repsol.

“Una refinería no puede adelantarse a la otra porque eso ocasionaría un problema de abastecimiento en el futuro. Si una termina antes que la otra, tendría que cobrar un precio mayor por esa inversión y, obviamente, el consumo se volcaría hacia el producto más barato. Y eso provocaría un desabastecimiento, porque una refinería no cubre la demanda total”, advirtió Martínez, también presidente de Pecsa. Por lo tanto en este sentido, se consideró que al Gobierno le corresponde hacerle recordar a Repsol su compromiso para modernizar La Pampilla. “Al margen de que (Repsol) la venda o no, ese compromiso medioambiental debe ser cumplido”, exhortó.

Cómo se llevaría a cabo la Importación de diesel

El ex presidente SNMPE, Martínez informo que solo en Lima y algunos departamentos del sur tienen un diesel con 50 partes por millón de azufre, pero que este producto es importado ante la incapacidad de las refinerías para producirlo. En tanto, que la zona norte del país y la selva aún se abastecen con combustible altamente contaminante.

“Entre estos factores de importación, producción y exigencias el medioambientales, hay que ecualizar estos elementos y finalmente llegar al mejor entendimiento”, dijo Martínez.

 

Categorías

About the Author:

Deja un comentario