El Banco Mundial entrego una “alarma” ante el leve aumento del calentamiento global ya que tendría un alto impacto

Consultores de Sistemas de Gestión

De acuerdo a un informe de una institución, se estima que en los próximos veinte años habría un aumento de la temperatura en 2°C y traería docenas de efectos negativos, uno de estos casos lo pasaría Bangkok ya que el 40%  quedaría sumergido bajo el agua. Sería por esta situación que una gran parte de Bangkok podría quedar bajo el agua dentro de las próximas dos décadas si el calentamiento global mantiene su trayectoria actual, dado que los niveles del mar aumentan y los ciclones se intensifican, indicó el Banco Mundial en un informe difundido hoy.

Por lo tanto la inundación del 40% de la capital de Tailandia fue apenas una muestra de las docenas de efectos negativos que el Banco Mundial con sede en Washington alertó que podrían producirse si el mundo eleva su temperatura en apenas 2°C, algo que posiblemente sucedería en los siguientes 20 ó 30 años en un escenario como el actual. En la presidencia de Jim Yong Kim, el prestamista internacional ha tenido una posición más agresiva en pos de alentar acciones sobre el cambio climático. Kim ha dicho que es imposible combatir la pobreza sin lidiar con los efectos de un mundo más cálido.

Es por ello que este reporte se sustenta por un estudio previo del Banco Mundial publicado en noviembre del 2012 que muestra el impacto global tendrá un incremento de 4°C en las temperaturas para el 2100. “Lo que hace este informe es dar una evaluación mucho más detallada de lo que va a ser la experiencia real”, lo informo Ravhel Kyte en una conferencia de prensa, la vicepresidenta para desarrollo sustentable del banco, antes del lanzamiento del reporte, agregó  “Y, de alguna manera, es aún más desalentador”. Este informe se focalizó especialmente en el efecto de las mayores temperaturas sobre los países en desarrollo en África subsahariana y el sudeste de Asia, donde vive la mayor parte de la población más pobre del mundo.

Los cultivos tales como el trigo, el arroz y el maíz tienen un difícil recorrido para adaptarse al clima más cálido, lo que podría dejar entre el 25 y el 90% de la población de África subsahariana desnutrida para la década del 2050, según las proyecciones del Banco Mundial. El calor extremo aumentará varias veces en el sur de Asia, generando sequías que posiblemente afecten el norte y el oeste de India, Pakistán y Afganistán y reduzcan la cantidad de agua potable disponible. El Banco Mundial también destacó el impacto del cambio climático sobre las barriadas pobres, dado que cada vez más personas se ven desplazadas y se mudan a los límites de las ciudades, donde suelen estar expuestas a inundaciones y son más propensas a sentir el calor.

“Este nuevo reporte presenta para los días y años futuros un escenario alarmante, que podríamos enfrentar en nuestra vida”, dijo Kim en un comunicado. “Se necesitan acciones urgentes no sólo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, sino también para ayudar a los países a prepararse para un mundo de clima drástico y extremos meteorológicos”, añadió.

Por lo tanto el Banco Mundial indicó que ha duplicado su gasto para la adaptación al cambio climático el año pasado, la cantidad fue de US$ 4,600 millones, para ayudar a países y ciudades a delinear cómo sobrellevar mejor las mayores temperaturas. Mientras que, el organismo internacional prestó US$ 7,100 millones a varios países en el 2012 para proyectos que podrían ayudar a mitigar el cambio climático.

 

Categorías

About the Author:

Deja un comentario