“De acuerdo a BVL recortaría las pérdidas pero cerraría el año con indicadores negativos”

Consultores de Sistemas de Gestión

Es probable que la plaza bursátil no se recupere totalmente del retroceso visto este año según Luis Ramírez, partner de Kevala Advisors. Además se indicó que hay muy buenas oportunidades y es un buen momento para tomar posiciones a finales del tercer trimestre. La Bolsa de Valores de Lima (BVL) podría comenzar a revertir sus resultados negativos hacia finales del tercer trimestre y mostrar crecimiento hacia el próximo año, sin embargo, según estimó el partner de Kevala Advisors, Luis Ramírez, la plaza local podría cerrar el 2013 en rojo. “Este mes de julio es de publicación de estados financieros. Todavía podríamos tener algún ajuste en el mercado, pues los resultados de las empresas mineras aún van a demostrar el efecto negativo del precio de los commodities”, explicó.

Es por ello que, agregó lo siguiente: “Pensamos que esto debería estabilizarse y recortar algunas pérdidas hacia finales del tercer trimestre. Podrían recortarse parte de las pérdidas, pero no todo el retroceso y es muy probable que este año, la bolsa de Lima cierre con indicadores negativos”. En estas circunstancias, Ramírez opinó que terminando el tercer trimestre sería un buen momento para aprovechar las oportunidades en el sector minero. “Para el próximo año podríamos hablar de un mejor escenario con el mercado internacional más estable, lo que debe favorecer para que la bolsa local repunte”, señaló.
Por otro lado, el especialista indicó que los inversionistas extranjeros tienen la percepción de que la BVL es una “bolsa minera”. Esto anotó que ha tenido un efecto de “arrastre” sobre el resto de las acciones a través de la destrucción de los EPU. “Al destruir el EPU, tienes que vender toda la cartera que lo compone. Esto supone vender Alicorp, Credicorp y otros que están en la cartera del EPU. Ya se genera un efecto a nivel de todo el mercado, que es lo que hemos visto en mayo y junio. Al tener que deshacer la cartera del EPU, se venden todas las posiciones”, dijo.

Para finalizar, Ramírez anotó que los anuncios de la Reserva Federal sobre el posible recorte del estímulo monetario generarán un ajuste de portafolio por parte de los inversionistas, quienes se retirarían de los mercados emergentes para migrar hacia la renta fija estadounidense. Es por ello en el corto plazo se vería un impacto negativo adicional en la BVL, pero cuando termine dicha reasignación de recursos, la plaza local repuntaría porque los inversionistas regresarán a las economías emergentes, gracias a que sus fundamentos son sólidos.

 

Categorías

About the Author:

Deja un comentario