Credicorp señalo que en la economía del Perú se está dando una señal de enfriamiento

CONSULTORES EN SISTEMAS DE GESTIÓN

El Gerente general del holding financiero, explicó que este enfriamiento responde al freno de la inversión, este deterioro del comercio y pérdida de la confianza empresarial. Mientras que la desaceleración económica del mes de marzo, el holding Credicorp mantiene un claro pronóstico en la economía peruana aumentara en un 6% en este presente año.

En estos momentos el Perú está dando una clara señal de enfriamiento económico por un freno de la inversión local y una baja de su comercio, que podrían afectarse ante la pérdida de confianza empresarial por las recientes acciones del Gobierno que “van en contra del mercado”, dijo el gerente general del holding financiero Credicorp. Por otra parte Walter Bayly afirmó en el Foro de Reuters sobre Inversión en América Latina que, sin embargo, el grupo Credicorp prevé que la economía local aumente el 6% este año, esto sería un nivel cercano a las expectativas oficiales. Por lo tanto la economía de Perú creció el 3% en el mes marzo, este fue su avance mínimo mensual en casi tres años y medio, ante un débil desempeño de algunos sectores vinculados a la demanda interna como la construcción y una caída de la actividad fabril. Para abril analistas esperan que exista una recuperación de la mano del mayor consumo de electricidad y de cemento y del mejor desempeño del clave sector minero.

Hablo con mis clientes todo el día y veo cómo están vendiendo, sus planes de inversión, etc., y vemos el escenario internacional, donde ha habido un deterioro de los términos de intercambio”, esto afirmó Bayly al hablar sobre las señales de un enfriamiento de la economía local.

EXISTE MENOS CONFIANZA
Se encuentra “la pérdida de confianza empresarial que tiene varios lados. Es que ha habido un conjunto de medidas de parte del Gobierno y del Congreso que van en contra de muchos de los principios de la economía del mercado”, agregó. El ejecutivo se refirió a la intención del Gobierno del presidente Ollanta Humala de comprar activos de la española Repsol en Perú, un plan del que se dio marcha atrás tras una ola de críticas del empresariado, de la oposición y hasta de sus propios aliados por el temor a una injerencia del Estado en la economía. Por lo tanto, la intención de Humala, un militar retirado, trajo el fantasma de un Estado interventor en la década de 1970 en Perú, que condujo al país a un colapso económico durante dos gobiernos militares consecutivos, según él analistas.

EXISTE UN FRENO EN LAS OBRAS
Bayly advirtió asimismo que se percibe una desaceleración en la ejecución de obras públicas de infraestructura y en los planes de inversión de grandes proyectos, principalmente en el sector minero que está asediado por conflictos sociales y obstáculos gubernamentales.

“Muchos de estos proyectos están trabados por todos estos procesos que tienen que pasar las empresas”, afirmó.

EN EL SECTOR EXTERNO E INTERNO
Bayly, el gerente de Credicorp y del Banco de Crédito el mayor del país y parte del grupo, dijo que paradójicamente hay una preocupación entre los agentes locales por la recuperación de la economía de Estados Unidos. “La economía americana está funcionamiento relativamente bien y en algún momento, las tasas de interés en Estados Unidos van a aumentar”, dijo al estimar que esto sucedería “antes de finales del próximo año”. Mientras tanto, consideró que este “es un buen momento” para que las empresas peruanas puedan financiarse a través de emisiones de bonos porque todavía las tasas en Estados Unidos “están sumamente bajas” y Perú goza de un bajo riesgo entre los demás países.

“Muchas empresas están pre fondeando sus proyectos, incluso nosotros hicimos ya el fondeo de nuestros requerimientos de dólares de todo el año”, reveló tras señalar que su grupo financiero requiere entre 1.000 millones a 1.200 millones de dólares por año.

LOS CRÉDITOS HIPOTECARIOS
Respecto a las operaciones del holding financiero, se proyectó un crecimiento del 20% por año los créditos hipotecarios durante al menos cinco o seis años, esto es debido principalmente al déficit de viviendas. En cuanto a los préstamos de consumo, dijo que están siendo “un poquito más cuidadosos” pues la proyección es que las tasas de interés en este segmento aumenten  ante la eliminación de muchas comisiones por parte del regulador bancario local que han afectado la rentabilidad en ese ramo.

“Estamos deteniendonos y revaluando todos nuestros procesos de otorgamiento de créditos de consumo en los segmentos nuevos. Yo esperaría un poco menos de dinamismo de crecimiento en esos sectores en los próximos dos años”, refirió.

 

Categorías

About the Author:

Deja un comentario